Ventura y Román pasean una oreja en la segunda corrida del abono de Córdoba

Interesante tarde la vivida en el Coso de los Califas en la segunda del abono de la Feria de la Salud de Córdoba, donde Ventura y Román pudieron triunfar de manera rotunda si hubieran estado acertados con los aceros.
Diego Ventura abrió plaza y cuajó una gran faena al primero de Los Espartales, un toro que se movió pero siempre con la querencia a tablas. Lo mejor llegó con ‘Fabuloso’ y ‘Lío’ en banderillas, con pares al quiebro y de costado. Bien con el rejón de muerte. Oreja con petición de la segunda.
Morante se las vio con su primero, un todo de bonita lámina pero con poca raza. Brindó al novillero Manuel Román firmó una faena de detalles y muletazos con empaque, pero sin llegar a subir la faena. Estocada y ovación.
Román cuajó una gran faena a su primer novillo, un animal con clase y las fuerzas justas, pero que entendió el novillero cordobés desde que se abrió con el capote. Verónicas con gusto.
Faena templada, series con calidad por el derecho y muletazos largos al natural. Puso la plaza en pie. La espada le privó de pasear las dos orejas. Cortó una.
Ventura volvió a estar a gran nivel en el cuarto. Un toro de Los Espartales con más casta y al que aprovechó para demostrar su vitola de figura. Gran primer tercio con ‘Nómada’, dejándose tocar los pitones. Lio gordo en banderillas con Bronce y su momento de monta sin rienda. Gran faena. La pena fue el fallo con el rejón de muerte. Ovación y palmas para el de Los Espartales.
Ante el quinto Morante poco pudo hacer, un jabonero de Román Sorando bien presentado pero con poco fondo. Torero comienzo del sevillano pegado a tablas dejando los mejores muletazos del trasteo. Puso ganas en todo momento, pero todo se quedó en detalles. Ovación con saludos.
Cerró la tarde un novillo de El Parralejo donde Román demostró su entrega y su buen concepto del toreo. Los mejores pasajes llegaron por el pitón derecho. Muy templado todo. Bajó la faena por el izquierdo y remontó de nuevo con la derecha. De nuevo la espada, que le privó de cortar trofeo.
Plaza de toros de Córdoba. Segundo festejo del abono. Dos toros de Los Espartales (1º y 4º), para rejones; dos toros de Román Sorando (2º y 5º); y dos novillos de El Parralejo (3º y 6º), bien presentados y de juego variado.
Diego Ventura, oreja y petición y ovación
Morante de la Puebla, ovación y palmas.
Manuel Román, oreja y saludos.
Una vez finalizado el paseíllo se guardó un minuto de silencio por Diego Jordano, quien fuera presidente de la sociedad propietaria de la plaza de toros de Córdoba.
Fotos de Joaquín Arjona.

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.